Desde Bruselas: más protección para los agricultores contra el comercio desleal

Mitteilen

Los Estados de la UE han aceptado que el Consejo negocie para establecer relaciones más justas en el sector agroalimentario entre pequeños agricultores y procesadores y sus socios comerciales más importantes.

11-10-2018  

Bajo propuesta de la Comisión Europea, los países miembros de la UE llegaron a este acuerdo el pasado 1 de octubre, reunidos en el Comité Especial de Agricultura (SCA). Según Elisabeth Koestinger, ministra austríaca de Sostenibilidad y Turismo, y presidenta del Consejo de la UE, “esta legislación pondrá fin a prácticas como los retrasos en los pagos y los cambios retroactivos en los contratos. Los agricultores pronto tendrán formas más efectivas de defenderse de los abusos unilaterales por parte de grandes operadores”.

La distribución de valor en la cadena alimentaria ha sido tradicionalmente injusta, aseguran desde el comité de agricultura, ya que los agricultores solo obtienen una pequeña parte del precio que pagan los consumidores. Dado que los productores agrícolas son en su mayoría pequeñas y medianas empresas, los grandes operadores tienen mayor capacidad para imponer prácticas comerciales desleales.

La Comisión propuso en abril una directiva para crear un marco europeo común que concede un nivel mínimo de protección a los agricultores contra ciertas prácticas desleales, como pagos atrasados de los productos alimenticios perecederos, cancelaciones de pedidos de última hora, cambios unilaterales y retroactivos a los contratos o las obligaciones del proveedor de pagar los productos desperdiciados. Otras prácticas solo se permitirán si están sujetas a un previo acuerdo sin ambigüedadesentre las partes.

La posición del Consejo mantiene la propuesta de la Comisión, pero va más allá, ya que incluye productos agrícolas no alimentarios; permite a los proveedores presentar una reclamación en su propio Estado miembro y aclara que los Estados miembros tienen la posibilidad de mantener o introducir reglas contra las prácticas desleales que puedan ser más estrictas que las dictadas por la UE.

El SCA (Comité Especial de Agricultura) también pidió a la presidencia semestral de la UE que inicie las negociaciones con el Parlamento Europeo tan pronto este esté listo. De acuerdo con las reglas parlamentarias, se necesita el apoyo de una mayoría cualificada para que el Consejo adopte la nueva normativa.

 

Una propuesta de la Comisión

La Comisión propuso el pasado mes de abril prohibir las prácticas comerciales desleales en la cadena de suministro de alimentos para garantizar que los agricultores y las pymes reciban un trato más justo.

Esta propuesta obliga a los países de la UE a designar una autoridad pública que haga cumplir la nueva normativa. En caso de infracción, este organismo tendrá competencias para imponer una sanción proporcionada y disuasoria, bien por iniciativa propia, bien sobre la base de una denuncia.

 

Contexto

Esta iniciativa constituye una respuesta política a la resolución del Parlamento Europeo adoptada en junio del 2016, en la que se invitaba a la Comisión a presentar una propuesta para un marco a escala comunitaria sobre prácticas comerciales desleales. Ese mismo año se creó el Grupo operativo sobre mercados agrícolas (AMTF, por sus siglas en inglés), para evaluar el papel de los agricultores en el conjunto de la cadena de suministro de alimentos y elaborar recomendaciones para reforzarlo. Sobre la base de estas recomendaciones, la Comisión puso en marcha una evaluación inicial del impacto y una consulta pública sobre la mejora de la cadena de suministro de alimentos en 2017. Una reciente encuesta de opinión comunitaria, publicada en febrero de este año, señala que el 88% de los encuestados considera importante reforzar el papel de los agricultores en la cadena de suministro de alimentos.

Las propuestas se basan en un código de buenas prácticas en la cadena de suministro, llamado Iniciativa de la Cadena de Suministro (SCI). Esta iniciativa fue creada en 2013 por siete asociaciones  de la industria alimentaria y de bebidas de la UE. La SCI se elaboró sobre la base de los resultados del Foro de Alto Nivel sobre la Mejora del Funcionamiento de la Cadena Alimentaria gestionado por la Comisión y creado en 2010 para ayudar a desarrollar políticas en el sector de la alimentación y las bebidas y contribuir a mejorar el funcionamiento de la cadena de suministro.

Quelle: www.revistaalimentaria.es